domingo, 11 de noviembre de 2007

La mala educación


La semana pasada mi adolescente me había pedido permiso para invitar a tres amigas a ver videos y jugar con la Play el sábado. Para mi desgracia la reunión se prolongó hasta el domingo a las 20. Cada vez que se acercaba la hora de otro almuerzo o cena, yo rezaba al dios de los ateos para que se fueran de una vez. Pero se nota que mis plegarias eran poco efectivas porque seguían ahí y tenía que resignarme a pedir (y pagar) otro delivery de empanadas , pizza o helado. La comida casera se me había acabado con su mejor amiga que cayó en una visita el viernes a la tarde y terminé dándole parte de la cena que guardaba para el fin de semana.

Pero esos no fueron los únicos problemas. En un momento de acercó mi hija de 7 años muy seria y me dijo:
- Recordale a las amigas de mi hermana que no digan cosas como "puto" delante de mí. Hoy estuvieron diciendo "puto" y "mierda".

Prometí hacerlo. Lo hice, de hecho. Les causó mucha gracia, con un ligerísimo tinte de vergüenza. Pero dijeron que ellas hablaban así.

¿En qué momento la esmerada educación que damos a nuestros hijos se va al carajo (para seguir con la onda del post) ? ;-)

6 comentarios:

Gioconda dijo...

1- Ud es una santa.
2- Le contestaron "nosotras hablamos asi"? Qué cara duras!! jaja

Besos

Ana dijo...

Si, tienen tendencia a "acardumenarse", o sea, forman un cardúmen que va recorriendo las casas, se aposentan en una hasta que son despedidos/as, entonces marchan en grupo hacia otra, provocando devastación de heladeras, paciencia, etc. La chica... una genia.

Alicia R. dijo...

Gioconda ¡y el Vaticano que todavía no me beatifica! Modestamente no creo que sea para tanto :-)

Ana, excelente descripción ;-)

Martín Bolívar dijo...

Me decían de pequeño que hablar bien no cuesta un carajo, je :) ...

transeúnta dijo...

me parece que el problema radica en que hay que adaptarse al lunfardo, ya no decimos es un 'galán' o 'buen mozo', ni siquiera decimos que 'potro', ahora el pibe esta divino (por no decir 'ta')

hoy decimos tipo, corte, mierda, puto.. simplemente se dice, y el significado cambia. Ya no son malas palabras. Las palabras no son buenas o malas, son palabras.

Alicia R. dijo...

Martín Bolívar, así es :-)

Transeúnta, si el significado va cambiando pero a mí me resula chocante que una nena de 7 años diga puto, concha y demás. Sin contar que ni siquiera sabe que qieren decir algunas de ellas.